Nos acostumbramos a incluir alimentos poco saludables en el desayuno. Sin embargo, esto puede hacer que el cuerpo se sienta más pesado. Estar consumiendo productos con pocos nutrientes o muy pesados de digerir. Esto, no solo puede hacer que tu cuerpo se perciba lento, sino que experimentes más cansancio de lo normal.

La importancia que tiene el desayuno para activar el cuerpo. Aunque hay opiniones encontradas sobre este tema, lo que sí es cierto es que hay algunos alimentos que es mejor evitar en esta primera comida del día. Alimentos que debes evitar para empezar tu rutina:

 

  1. Zumo de frutas artificial o procesado

 

Pese a que los zumos industriales son un producto muy consumido por su facilidad de consumo, sobre todo para los niños, la verdad es que este es uno de los alimentos que debes evitar en el desayuno. La confianza en estas bebidas se debe, en gran medida, a que en la etiqueta se lee que están enriquecidas con vitaminas.

A lo que muchos le restan importancia es que también vienen cargados de mucha azúcar, sabores artificiales y colorantes. Esta es una combinación poco saludable para el cuerpo, sobre todo en las horas de la mañana.

  1. Yogur de sabores

El yogur es otro alimento muy común en casi todos los desayunos ya que, al ser un derivado de la leche, se tiende a pensar que es sano y nutritivo, pero la realidad es otra. Esta bebida, en su versión comercial con sabores artificiales, es otro de los alimentos que es mejor evitar en el desayuno.

Lo anterior, se debe a que suele contener mucha azúcar y componentes poco naturales. En su lugar, opta por yogur natural sin azúcar. Puedes prepararlo en casa o comprarlo en el supermercado siempre que te asegures de leer la etiqueta.

  1. Carnes procesadas, otro de los alimentos debes evitar en el desayuno

Los embutidos no solo tienen mucho sodio, sino también aditivos químicos que no los hacen beneficiosos para el organismo

Las carnes procesadas como el tocino, el jamón y la salchicha se obtienen mediante un proceso de curado, salado, ahumado y secado. Por lo que la mayoría son altos en sodio y grasas saturadas. En cuanto a las consecuencias de su ingesta, se dice que podría incrementar el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

  1. Cereales de caja

Este es un clásico que, al igual que los zumos, se ha valido de la publicidad para hacer creer que comer estos cereales aportan energía para todo el día. El problema es que también contienen un alto nivel de azúcar, por lo que sería conveniente que los evitaras en el desayuno.

 

  1. Hotcakes o con jarabe

 

Este es el desayuno preferido de muchas personas, por su textura esponjosa y su sabor dulce, sobre todo si se le agrega jarabe de arce o maple. Sin embargo, a pesar de ser deliciosos y de generar una sensación de saciedad, no son muy adecuados como desayuno.

 

Evita el consumo de estos alimentos al máximo y comprueba los efectos de incluir un desayuno más balanceado en tu día a día.

 

Recuerda que una buena alimentación es parte de una vida saludable y en forma. Conoce más información de cómo mantenerte en forma de manera divertida usando botas Kangoo Jumps en nuestro blog.